Mágico e imprescindible

Por Alfonso Arribas Desde hace días el Acueducto vuelve sus ojos arqueados al Carrusel Magique, apostado junto al gigante de piedra. Son la quietud y el movimiento, la solidez y el vaivén. Las fotografías de los turistas les quieren captar juntos, no se esquiva el tiovivo, no estorba. Forman un binomio amistoso que en este…