+10 años. 60′ | General 15€ | Infantil 12€

 

“Qué extremadamente difícil es para el alma separarse del cuerpo y del mundo: montañas, mares, ciudades, gente. Ninguna fuerza sobre la tierra es tan imperialista como el alma humana. Ocupa y a su vez es ocupada, pero siempre considera demasiado estrecho su imperio. Sofocándose, desea conquistar el mundo para respirar libremente”, expresaba el escritor griego Nikos Kazantzakis. Antiguamente los Cheyenne llamaban “Eh man hé!” a las personas con varios espíritus. Ésta es la historia de un Eh man hé y sus cinco espíritus. Bailarines, actores físicos y titiriteros dan vida al cuerpo, las emociones y la imaginación de Nolan, el protagonista, que en su condición de títere se pregunta qué es aquello que le mueve. Nolan, ignorando que es un muñeco, emprenderá un viaje tan incierto que para dar el primer paso tendrá que salir de su estado de inmovilidad. Estado que deprime al ser y lo convierte en cárcel y carcelero a la vez. Nadie dijo que sería fácil, pero sus ilusiones, sueños, esperanzas, y también sus dudas y miedos, serán esos compañeros que le conducirán a una búsqueda cuya respuesta depende del fervor con el que se camina.

 

Zero en conducta - Titirimundi

Zero en conducta, Teatre del Moviment, es un proyecto creado en 2011 por José Antonio Puchades (Putxa) con la intención de explorar el potencial expresivo de diferentes artes escénicas vinculadas al movimiento. Por eso su investigación está centrada en la unión del Mimo corporal, la danza, los títeres y el teatro físico. Iniciaron su andadura con Nymio: teatro digital, que desde 2012 ha sido representado más de 300 veces en 16 países de Europa, América y Asia y ha sido galardonado con tres premios a la mejor interpretación. En 2012 también Julieta Gascón se une como codirectora, codramaturga e intérprete y preparan para su estreno en 2014 Allegro ma non troppo, con el obtienen 5 premios al mejor espectáculo y con el que verifican su particular lenguaje. Zero en conducta también ha estrenado La dernière danse de Brigitte y Trashhhh!!!, montajes que han traído a diferentes artistas a la compañía, y siguen centrados en la docencia y en el estudio del movimiento y sus diferentes disciplinas.

Eh man hé combina el lenguaje clásico de la compañía (mimo corporal, manipulación de objetos y danza) en un proceso minucioso de composición de movimiento, casi como si se trabajara fotograma a fotograma. Cinco artistas están en las tablas dando vida a Nolan. Cinco espíritus que compondrán uno solo para contar su historia y a la vez hacer un homenaje a aquello que durante estos años ha sido el objetivo de la compañía: “¿Qué es eso que nos mueve?”

PASES

Todas las funciones de este espectáculo